Mar. Abr 23rd, 2024

“En vista de las enseñanzas del Chan, todas las actividades cotidianas… —desde la manera de cocinar y de comer hasta las actividades consideradas más innobles de nuestro organismo— todo se sacraliza, se transforma y queda situado en su justo valor”. Esta frase del artista catalán Antoni Tàpies es el marco de Tàpies. La huella del zen, una de las dos exposiciones que este miércoles inauguran el Año Tàpies: un programa de exposiciones, publicaciones, eventos y actividades de creación que abordan la vigencia del artista, cuando se cumplen 100 años de su nacimiento.

Antoni Tàpies (Barcelona, 1923-2012) fue un artista experimental, dedicado principalmente a la pintura y escultura, consagrado como una de las grandes figuras del mundo contemporáneo por sus innovaciones técnicas, materiales y conceptuales en el arte. Su trayectoria —que integra disciplinas como la escritura, el cine o la filosofía— estuvo marcada por su defensa del arte como herramienta para la reflexión sobre la condición humana.

“No sé qué pensaría Tàpies del conflicto en Palestina, pero estoy segura de que algo diría”, ha asegurado Inmaculada Prieto, directora de la fundación. El Año Tàpies va más allá de su legado plástico para abordar la vigencia actual de su obra, desde un enfoque que integra todas las disciplinas y cuestiones a las que dedicó su vida, como el ecologismo, la cultura y la lengua, las políticas sociales, los derechos humanos, y temas como la mística y la espiritualidad.

Bajo el lema “Tàpies vive. Vive Tàpies”, la fundación que lleva su nombre se convertirá este miércoles en el centro neurálgico de la efeméride con una jornada de puertas abiertas que incluye talleres de lectura del libro de Antoni Tàpies Memoria personal. Fragmento para una autobiografía. El acto inaugural se celebrará a las 19.00. A lo largo del centenario, la Fundación Antoni Tàpies acogerá cinco exposiciones, dos de las cuales se inauguran este miércoles.

La primera, Tàpies. La huella del zen, comisariada por Núria Homs, recoge el interés del artista por la obra de algunos monjes japoneses, de quienes adoptó las enseñanzas del budismo zen. Como muchos artistas contemporáneos, Tàpies integró en su lenguaje las imágenes, técnicas y filosofía orientales como una forma de cuestionar el dominio occidental tras el terror de la II Guerra Mundial. La muestra incluye una selección de pinturas, cerámicas y dibujos —algunos inéditos— que reflejan su propia interpretación de las obras icónicas de monjes como Hakuin.

Las dos primeras exposiciones serán ‘Tàpies. La huella zen’ y ‘A=A, B=B’, que se han presentado hoy a la prensa.
Marta Pérez (EFE)

Desde su mirada interdisciplinar, el Año Tàpies incide en el binomio arte y ciencia, fundamental para el artista. La exposición A = A, B = B, dirigida por Pep Vidal, traslada a la actualidad las conferencias de científicos recogidas en el libro La nueva visión del mundo. Integra muestras de distintos artistas como la escritora Irene Solà, que graba a su compañera de piso mientras piensa en su infancia en Canadá para evocar la inaccesibilidad del recuerdo; o Throwing Three Balls in the Air to Get a Straight Line, en la que John Baldessari fotografía varios intentos de alinear tres pelotas en el aire, combinando el ejercicio artístico y científico de experimento con la observación. Una de las salas de esta exposición, el laboratorio, incluirá las obras de carácter científico de un grupo de estudiantes de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Durante este año, la Fundación Tàpies organiza multitud de actos que distribuirá en diversos espacios para acercarse a la ciudadanía y tejer una red de alianzas con otras instituciones y agentes culturales y artísticos, para profundizar en el legado del artista. Algunas de las principales actividades previstas están dirigidas a la investigación sobre el arte y el pensamiento, como la Cátedra Antoni Tàpies-UPF y el concurso de escritura crítica Teresa Barba, dirigida al público estudiantil.

En diciembre empiezan dos ciclos de programación pública, que se podrán disfrutar a lo largo del centenario, como Las sillas de Tàpies, un ciclo de acción multidisciplinar que trata de la voz y la palabra en la memoria oral (que se celebrará cada viernes en la fundación) y el ciclo Hoy es Tàpies, con charlas intergeneracionales e interdisciplinarias que moderará cada mes la periodista Rita Roig.

La celebración alcanza el propio proceso de trabajo del artista, como en la exposición Tàpies a través de la palabra, sobre la influencia de la escritura en el artista, que recorrerá varias bibliotecas de Barcelona, o La maleta de Tàpies, un espectáculo en el que los estudiantes de la Escola Superior de Música de Catalunya interpretarán clásicos musicales que inspiraban al artista frente a sus obras y que tendrá lugar este miércoles en el Parlament.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_