Jue. Abr 25th, 2024

La actriz Nastassja Kinski (Berlín, 63 años) ha pedido, a través de su abogado en el semanario Der Spiegel, que se deje de emitir un telefilme de 1977 que contiene secuencias en las que aparece desnuda y que fueron captadas cuando era una menor de 15 años. La película pertenece a la serie En el lugar del crimen, un clásico de la cadena pública NDR, que empezó con ella en 1970 y aún hoy sigue produciendo nuevas entregas. El de Kinski se titula Reifezeugnis (Certificado de madurez), y el representante de la intérprete pide que se deje de emitir (la última vez fue el pasado enero) o que al menos se retiren las secuencias de desnudo de su cliente.

En la pantalla Kinski interpreta a una alumna de 17 años que se embarca en una aventura con su profesor y después finge una violación tras asesinar a un compañero de clase que quería abusar de ella bajo chantaje. Según cuenta la agencia Efe, en la web de la cadena NDR se publicita el título de la saga Tatort (su nombre original) por esos desnudos de su protagonista, que se convirtieron en una “leyenda” y en una “iniciación sexual para muchos adolescentes”.

El abogado cuenta en Der Spiegel que en el momento del rodaje Kinski “estuvo sin acompañamiento en el plató”, y que a sus 15 años no podía consentir grabar desnuda los planos, porque no tenía mayoría de edad. Actualmente, está prohibido que menores aparezcan desnudos en secuencias sexuales. El letrado lamentó también que “después del Me Too en el cine y la televisión” se sigan describiendo unos desnudos de una menor como “el momento del despertar sexual de muchos hombres”.

Nastassja Kinski, en su aparición en 1977 (aunque lo había rodado con 15 años) en uno de los telefilmes de la serie ‘Reifezeugnis’.

La cadena de televisión NDR no ha respondido a las alegaciones directamente, aunque se ha comprometido a valorarlo “dentro de los plazos marcados”. En el lugar del crimen fue el tercer trabajo profesional en el audiovisual de la intérprete, que se haría famosa un par de años después al protagonizar Tess (1979), de Roman Polanski. Después se consolidó con El beso de la pantera (1982) y Paris, Texas (1984).

En 2013, la actriz denunció que su padre había tratado de abusar de ella cuando era una niña, tras la publicación de un libro de su hermana mayor, Pola, en el que describía la violencia sexual sufrida por Pola de parte de su progenitor, el también actor Klaus Kinski, durante su niñez y adolescencia. El volumen recibió el apoyo de Nastassja. “Se sentía por encima de todo y tomaba, simplemente, lo que se antojaba”, contaba Pola en Kindermund (Palabra de niño). “Maltrataba a todo el mundo; nunca respetó a las personas”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO