Jue. Abr 25th, 2024

La fiscalía de Nueva York ha anunciado este miércoles una demanda, que ha calificado de histórica, contra la compañía de bebidas PepsiCo por contaminar el medio ambiente y comprometer la salud pública con sus botellas, tapones y envoltorios de plástico de un solo uso. En una demanda presentada ante un tribunal del condado de Erie, la fiscal general, Letitia James, acusa a PepsiCo de contribuir a la alteración del orden público al generar una parte significativa de los residuos plásticos hallados en el río Búfalo y sus inmediaciones, aproximadamente el 17% de los detritus que pueden atribuirse a marcas concretas entre toda la basura.

La presencia de restos de productos de la empresa multinacional a lo largo del río Búfalo, al norte del Estado, ha empujado a la demócrata James —responsable de la acusación por fraude a Donald Trump— a firmar una de las primeras demandas de un estado del país contra un gran productor de plásticos. El hecho de que los envases no avisen, como hacen por ejemplo las cajetillas de tabaco, de los riesgos para la salud y el medio ambiente ha pesado especialmente en la decisión. Por eso la demanda acusa también a la compañía de no advertir a los consumidores de los efectos perniciosos de su eliminación.

“Ninguna empresa es demasiado grande para [evitar] garantizar que sus productos no dañan nuestro medio ambiente y nuestra salud pública. Todos los neoyorquinos tienen un derecho básico al agua potable, pero el envasado y la comercialización irresponsables de PepsiCo ponen en peligro el suministro de agua, el medio ambiente y la salud pública de Búfalo”, ha declarado James. “Nadie debería tener que preocuparse por la presencia de plásticos en el agua potable, por la basura plástica que ensucia su pintoresca ribera o por la contaminación plástica que daña la vida silvestre. Nunca dudaré en enfrentarme a las grandes empresas que ponen en peligro la salud y la seguridad de los neoyorquinos y de nuestro planeta.”

85 marcas de bebidas y 25 de aperitivos

PepsiCo, que tiene su sede en el estado de Nueva York, fabrica, produce y envasa al menos 85 marcas diferentes de bebidas y 25 marcas de aperitivos que se presentan predominantemente en envases de plástico de un solo uso. El plástico se ha convertido en la última década en una forma persistente y peligrosa de contaminación en la cuenca del río Búfalo. El año pasado, explica el comunicado de la fiscalía, la oficina de James realizó un estudio de todos los tipos de residuos recogidos en 13 puntos a lo largo del río y sus afluentes y descubrió que los envases de plástico de un solo uso de PepsiCo eran los más numerosos. De las 1.916 piezas de basura de plástico recogidas de una marca identificable, más del 17% habían sido producidas por PepsiCo. “Los envases de plástico de PepsiCo superaban con creces cualquier otra fuente de estos residuos plásticos identificables a lo largo del río, y eran tres veces más abundantes que el siguiente mayor contaminante”.

De 2013 a 2022, aproximadamente el 78% de los residuos recogidos por los voluntarios de la asociación Buffalo Niagara Waterkeeper en la cuenca del río eran de plástico. Cada año se encontraron cantidades significativas de envases de plástico de un solo uso para alimentos y bebidas, incluidos envoltorios de alimentos, botellas de plástico y tapones de botellas de los tipos comercializados por PepsiCo. Una vez en el medio ambiente, estos envases empiezan a descomponerse rápidamente y liberan microplásticos peligrosos.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.

Suscríbete

Un estudio de la ONG Break Free From Plastic inventarió 2.125.415 artículos de desechos plásticos a partir de 2.373 recolecciones de basura entre 2018 y 2022 en todo EE UU. Cada uno de los años objeto de la investigación, el informe documentaba que PepsiCo era el primer o segundo productor de basura plástica de marca registrada (identificable) en todo el país. La compañía no se ha pronunciado de momento acerca de la denuncia.

Según el texto de la demanda, la contaminación por plásticos puede provocar trastornos de salud tales como pubertad precoz en las niñas, reducción del número de espermatozoides, alteración de las funciones de los órganos reproductores, obesidad, alteración de los comportamientos específicos del sexo y aumento de las tasas de algunos tipos de cáncer. Los efectos de los aditivos plásticos se han observado en mamíferos, y los investigadores esperan que se observen los mismos efectos en humanos, subraya la demanda.