Mar. Abr 23rd, 2024

“¡Viva la Guardia Civil! ¡ETA asesina! ¡Socialistas, terroristas!”, gritaba un hombre frente al Teatro de la Abadía de Madrid. ¡Guardia Civil, saca tu fusil”, coreaban otros. Este jueves, la formación ultraderechista Vox convocó una manifestación de protesta a las puertas del teatro, con motivo del estreno de la obra Altsasu, una producción de la compañía La Dramática Errante. Acudieron en torno a un centenar de personas. Se trata de un espectáculo de teatro documento en torno al llamado caso Alsasua, en el que ocho jóvenes fueron condenados por agredir a dos agentes de la Guardia Civil y sus parejas en un bar de la localidad navarra que da nombre a la obra. También se concentraron algunos vecinos a modo de contramanifestación: “¡No a la censura! ¡Libertad de expresión!”, coreaban.

“Yo no he visto la obra porque me da mucho asco”, decía Javier Ortega Smith, concejal y portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid. “Esta obra ensalza el terrorismo, la libertad de expresión tiene sus límites. Es inaceptable la posición del Partido Popular en el Ayuntamiento y la Comunidad, que financian este teatro”. Precisamente algunos manifestantes hacían referencia a este patrocinio: “¡Ayuso, no con mi dinero!” o “Ayuso, lista, financia terroristas”.

Jordi Martí, secretario de Estado de Cultura, criticó la protesta: “Es un despropósito, uno más de esta batalla que Vox, en algunos casos con la complicidad del PP, está haciendo para que vuelva algo que parecía ya desterrado de nuestro país, como era la censura”. El Ministerio de Cultura, afirmó, no solo va a denunciar la censura, sino que apoyará a los artistas objeto de este tipo de persecución. “La democracia no es solo votar cada cuatro años, sino un espacio de conversación pública donde quepan todas las opiniones y se genere el diálogo. El arte tiene un papel fundamental: hacerse las preguntas más incómodas”, añadió. Sobre el escenario, el dramaturgo y académico Juan Mayorga, director artístico de La Abadía, pronunció unas emotivas palabras antes de la representación: “Antes que con discursos, la libertad se defiende ejerciéndola. Antes que con discursos, la paz se defiende practicándola. Hoy, en este teatro, vamos a realizar un acto de paz y libertad”.

Concentración frente al Teatro de la Abadía, este jueves en Madrid.Samuel Sánchez

El Teatro de la Abadía había tomado medidas ante la convocatoria de la manifestación: envió por correo electrónico la entrada a los asistentes, para evitar aglomeraciones, y pidió acudir con antelación. También recomendó acceder al teatro desde la calle Galileo, ya que la protesta estaba prevista en la esquina de la calle Fernández de los Ríos y Vallehermoso. Este jueves, desde antes de las siete de la tarde, se fueron concentrando los manifestantes convocados por la formación de ultraderecha. En un comunicado, el teatro se posicionaba a favor de la libertad de expresión y el respeto a todas las opiniones, incluso las “críticas y discrepantes”. “La mejor respuesta ante peticiones de cancelación o censura de un espectáculo es levantar el telón, para que cada persona pueda acudir a él libremente y juzgar lo que el escenario le ofrece”, dice el texto.

El actor y director Lluís Homar, actual responsable de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, decía a la entrada: “Uno puede no estar de acuerdo, venir o no venir… Otra cosa es que la materia te guste más o menos. Además, tengo la duda de que hayan visto la obra”. “Seguramente no la han visto, así que parece que es que creen que hay conceptos que no se pueden tocar. Por desgracia, están cuestionando el abc de lo que es la cultura. Y ya hemos visto muchos casos de censura”. Homar no iba a ver Altsasu, sino Moríos, que se representa en la otra sala del teatro. Pero aseguró que tenía entradas para el día siguiente.

Concentración frente al Teatro de la Abadía convocada por Vox, este jueves.
Concentración frente al Teatro de la Abadía convocada por Vox, este jueves.Samuel Sánchez

La diputada regional de Vox Ana María Velasco decía: “Hemos pedido a la Comunidad de Madrid que no subvencione y retire de la programación esta obra porque creemos que justifica la agresión que sufrieron los guardias civiles en Alsasua, y que todo esto viene causado por el odio separatista que sufre la Guardia Civil en esa localidad, donde ha sido agredida en más de 30 ocasiones y vive en una casa cuartel totalmente bunkerizada”. Reconoce que no ha visto la obra, pero que ha “hablado con personas que sí la han visto”.

Altsasu está escrita y dirigida por la bilbaína María Goiricelaya e interpretada por Nagore González, Egoitz Sánchez, Aitor Borobia y Ane Pikaza. La obra retrata los sucesos que tuvieron lugar el 15 de octubre de 2016 a las puertas del bar Koxka, un violento altercado en el que se vieron implicados varios vecinos del pueblo y dos guardias civiles y sus parejas. La representación terminó sin incidentes, con una ovación de cuatro minutos, el público en pie, y la canción de Cecilia Mi querida España, esa que dice “Esta España mía, esta España nuestra”.

El montaje, que se estrenó en el País Vasco en 2021 y que desde entonces ha realizado una gira de más de 70 funciones por todo el territorio español y también en el extranjero, como Montevideo, Medellín y Bogotá, se centra principalmente en el proceso judicial, combinando transcripciones exactas del juicio con diálogos ficcionados sobre las relaciones personales de los protagonistas. Los actores hacen tanto de víctimas como de agresores, de abogados defensores, fiscales, jueces o familiares, encarnando a personas de distintas y contradictorias ideologías.

Una escena de la obra 'Altsasu'.
Una escena de la obra ‘Altsasu’.Hodei Torres

En ninguno de los teatros en los que se ha presentado Altsasu desde su estreno ha habido ningún problema. En noviembre de 2021, el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Vitoria (gobernado entonces por el PNV) intentó, sin éxito, que la obra fuera cancelada. El pasado diciembre, ante su representación en Madrid, fue Vox el que pidió su retirada de la programación de La Abadía y el PP el que se negó a hacerlo. Vox presentó dos preguntas en la Comisión de Cultura y en el Pleno de la Comunidad de Madrid, gobernada por Isabel Díaz Ayuso y principal financiadora de La Abadía, que fueron rechazadas. También pidió que se retirara la subvención al teatro. La contestación del consejero de Cultura, Mariano de Paco, fue que el “Gobierno madrileño siempre estará al lado de las víctimas, pero también siempre al lado de la libertad de expresión, de la libertad creativa y de la libertad del público para elegir qué quiere ir a ver”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO