Jue. Abr 25th, 2024

Los efectivos del Ministerio para la Transición Ecológica colaboran ya en la limpieza de pellets de plástico en las playas de Asturias, tras haber elevado esta comunidad el nivel de alerta a 2 y haber hecho una solicitud de medios estatales, que además debe coordinar la propia autonomía, tal y como confirman tanto desde el ministerio como desde el Principado asturiano. Por el momento, el ministerio ha declarado “de emergencia” las actuaciones necesarias en esta región y ya ha aprobado una partida de 600.000 euros para sufragar principalmente la contratación del personal que trabaja en la limpieza de las playas asturianas y los arenales. Galicia —que durante tres semanas se negó a dar este paso— ha pedido a última hora de la tarde medios para actuar solo en el mar —buques, embarcaciones, aviones y helicópteros— y ayuda para formar a voluntarios en la recogida de pellets.

La Xunta pide al Gobierno buscar y recuperar elementos contaminantes del mar, algo que es competencia exclusiva del Estado, y para ello solicita que se pongan en marcha barcos, buques, aviones y helicópteros que efectúen estas labores de búsqueda. Además, el Ejecutivo gallego solicita un proceso de formación básica para los voluntarios en las labores de retirada de microplásticos en la playa, así como la activación de un retén suficiente de personal de tierra de apoyo inmediato en caso de necesaria actiación ante las previsiones meteorológicas de llegada a tierra de contaminantes. Por último, la Xunta pide que se active un vehículo submarino de control remoto (denominado Rov Comanche) para la localización, revisión y sellado del colector origen de los elementos contaminantes.

El Ministerio de Transición Ecológica les ha respondido su disposición a organizar una formación básica para los voluntarios y que puede activar un retén de personas con tan solo 12 horas de antelación —48 horas si hace falta personal de fuera de Galicia—. En cuanto a la búsqueda de pellets en el mar, el departamento de Teresa Ribera recuerda que Salvamento Marítimo está buscando activamente por medios aéreos “restos de perdigones o bolsas de ellos”, realizando hasta la fecha 13 vuelos y analizando 57 pases de satélite, desde el 13 de diciembre. “Hasta el momento estas tareas de vigilancia han tenido resultados negativos. Ni los barcos que se encuentran en la zona nos han informado de detecciones hasta el momento”, apunta el ministerio.

Más de un mes después de que el buque Toconao perdiera seis cargueros a 80 kilómetros de Portugal, Galicia, Cantabria y Asturias están en nivel 2 de alerta. Pero además, País Vasco está analizando unos pellets encontrados este martes en la playa de La Arena, en Bizkaia, para determinar si proceden del Toconao. Este martes, antes de haber detectado estos microplásticos, ya había activado su plan de alerta ante la previsión de que los microplásticos pudieran llegar a sus costas. Algo que ha hecho Canarias este miércoles, que ha activado el Plan Territorial de Protección Civil del archipiélago en prealerta, según ha informado el Gobierno autónomo, informa María Martín. “Será importante en los próximos días estar atentos en nuestras costas por la llegada de estas sustancias contaminantes”, apunta el Ejecutivo de las islas, que pide al Consorcio de Seguridad y Emergencias estar atentos y sacar vídeos y fotos.

La petición de la Xunta llega tras anunciar durante toda la jornada que no precisarían al Ejecutivo central qué medios necesitan. “El Gobierno español tiene que saber de primera mano qué medios necesitan ellos”, ha dicho este miércoles la conselleira de Medio Ambiente de la Xunta, Ángeles Vázquez, ha afirmado que “es la responsabilidad del Gobierno español”, que “tiene que frenar la sangría de los pellets a las costas”, y que no le van a solicitar los medios que necesitan porque eso lo tiene que saber el Gobierno. También Cantabria reclama que el Ejecutivo actúe en el mar para impedir que los microplásticos lleguen a la costa. Desde el Gobierno responden que los pellets “son indetectables en el mar”, como reconoció Galicia en una carta a sus alcaldes el día 4.

Vázquez ha concedido otra entrevista en TVE en la que ha asegurado que no necesitan ayuda en tierra, sino en el mar. “No es necesario en este momento un operativo en tierra, necesitamos un operativo en mar”, ha asegurado. “Nosotros lo que pedimos, al igual que están pidiendo el resto de las comunidades autónomas, es que no llegue el vertido a las playas, es decir, que se cojan los sacos, de manera que no se rompan cuando se den golpes contra las rocas”, ha continuado. “Tenemos a 200 operarios contratados, 100 personas propias de la Xunta de Galicia…”, ha seguido. “Asturias igual no puso el operativo a funcionar porque fue muy reciente, pasó del nivel 0 al nivel 2 [de alerta] en un día. En nuestro caso, el operativo está funcionando desde el día 3 [de enero]″.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.

Suscríbete

Sin embargo, estas palabras entran en contradicción con las declaraciones de diferentes portavoces de la Xunta en los últimos días. El día 4, la Consellería do Mar gallega envió una carta a los ayuntamientos de la zona informándoles de que conocían la existencia de microplásticos en las playas desde el 21 de diciembre y de que no se podía actuar hasta que tocaran la tierra. “Debido a sus características [de los pellets] no resulta posible la retirada de este residuo en el mar, ya que no se queda en la superficie, por lo que estas labores deben ser acometidas una vez que alcanzan la costa”, dice la misiva.

Difíciles de detectar en el mar

Es lo mismo que defiende el Ministerio de Transportes —responsable del transporte marítimo—: “Las propiedades físicas de estos pellets (su tamaño, su color) los hacen indetectables en el agua, como muestra el hecho de que ninguno de los 12 vuelos y 57 pases de los satélites de la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA) hayan conseguido detectar manchas de estos pellets, por lo que su recogida en el mar es inviable una vez rotos los sacos”, señala una portavoz. Además, un informe de la Organización Marítima Mundial de febrero de 2023 explica que la búsqueda en el mar de este tipo de pellets no es efectiva.

La conselleira gallega ha coincidido en que no es viable detectar los microplásticos en el agua, pero ha añadido: “Es imposible la recogida si los sacos están abiertos, porque las partículas son imposibles de ver. Pero lo que sí se ve son los sacos enteros porque además flotan”. Ha asegurado que es “competencia exclusiva del Gobierno central” localizar los sacos en el mar y ha dicho que la Xunta los tiene ubicados “cuando ya están en las playas”. En la entrevista en la Cadena SER, ha insistido en su postura: “¿Cómo van a actuar los concellos [ayuntamientos] en el mar si no tienen medios y no es su competencia? La responsabilidad de los ayuntamientos es la retirada del residuo cuando llega a las playas, y ojo que incluso en dominio público marítimo terrestre, la responsabilidad es del Gobierno, que no declaró la emergencia ni tampoco el plan Ribera, a pesar de que está afectando a aguas de distintos países y a distintas comunidades autónomas”.

Cantabria se ha sumado a la petición gallega. “Esos pellets no han llegado en tren a Cantabria, llegan por el mar y es una competencia exclusiva del Estado”, ha dicho este miércoles en una rueda de prensa el consejero cántabro de Medio Ambiente, Roberto Media, informa la agencia Efe. “Sería imprescindible que esa labor, que no se ha hecho hasta ahora, se hiciera de forma urgente”, ha insistido, y ha reclamado la activación del Plan Estatal de Protección de la Ribera del Mar contra la Contaminación (Plan Ribera) al Gobierno central, precisamente para evitar desde alta mar la llegada masiva de pellets a la costa. De momento, han llegado a la región “en pequeñas cantidades”.

Limpieza en las playas

La Xunta ha explicado que por ahora hay 70 playas afectadas en 80 concellos de Galicia, y que están trabajando en 27 de ellas. Y ha insistido en culpar al Ejecutivo central: “Si desde el día 8 [de diciembre] se hubiese hecho el trabajo necesario por parte del Gobierno central, que es el que tiene las competencias, no estaríamos hablando de este tema y no estaríamos preocupados”. Sin embargo, las competencias de medio ambiente en las costas dependen de las comunidades autónomas.

En Cantabria, ahora hay 25 trabajadores de la empresa pública Tragsa, cuyos servicios se contrataron este martes, peinando las playas de la comunidad para recoger los residuos, según el consejero de Medio Ambiente, aunque no se descarta incorporar más personal. Hasta el momento, se ha detectado la presencia de estos microplásticos en nueve playas de la comunidad. Para dirigir el dispositivo en Cantabria se ha habilitado un centro de coordinación operativa, que reúne este miércoles a las administraciones implicadas, entre ellas la Delegación del Gobierno, para saber con qué medios cuenta la región y cuáles va a pedir a la Administración General del Estado. Según Media, “no van a decir que no a ninguna ayuda”.

Como señala la legislación, en este nivel de emergencia son los gobiernos autonómicos los que lideran el operativo, coordinan las intervenciones y solicitan los medios. Asturias efectuó esa petición el martes, el mismo día que aumentó el nivel de alerta para solicitar ayuda estatal. Las autoridades han identificado 65 de los 210 arenales asturianos como prioritarios y las brigadas de limpieza han comenzado a actuar este miércoles en una veintena de ellos, a través de un dispositivo con drones y aspiradores.

El consejero de Fomento, Cooperación Local y Prevención de Incendios de Asturias, Alejandro Calvo, ha asistido a una reunión con representantes de los ayuntamientos asturianos para coordinar el dispositivo de vigilancia y retirada de residuos en las playas. Tras la activación del nivel 2 de alerta, ya se han incorporado esta mañana al operativo global seis brigadas del Ministerio para la Transición Ecológica, formadas por unas 30 personas. En total, unos 170 efectivos forman parte del operativo. La delegada del Gobierno, Delia Losa, ha recalcado que hay la colaboración con el Principado es “absoluta desde el minuto cero”.

Lucía Blanco, jefa de bomberos de Asturias, es la responsable del puesto de mando avanzado desde donde se coordinan los trabajos. “Agentes medioambientales del Estado y del Principado, vigilantes de pesca y de puertos y fuerzas y cuerpos de seguridad forman parte de este operativo cuyos datos se canalizarán a diario a través del puesto de mando avanzado”, ha explicado a este diario, informa Nacho Poncela. Blanco especifica que todos los días cada equipo presentará una ficha por cada playa en la que conste el peso del volumen total recogido “para tener una trazabilidad de los residuos”, que posteriormente serán trasladados al vertedero central del Consorcio para la Gestión de Residuos de Asturias. El Principado, además de con los ayuntamientos, también trabaja con organizaciones conservacionistas y agrupaciones de Protección Civil para coordinar las iniciativas de colaboración ciudadana.

El ministerio no ha precisado por ahora la cantidad de medios físicos y humanos que estarán disponibles para las otras comunidades que lo soliciten. Transición Ecológica dispone de cinco bases logísticas dotadas con material y equipos especializados de lucha contra la contaminación y con personal formado para acometer las acciones de protección y recuperación necesarias ante un episodio de contaminación en el litoral español.

La ubicación de las bases se localiza próxima a las zonas de mayor concentración de accidentes con episodios de contaminación en los últimos años: Pontevedra, Tarragona, Jerez de la Frontera, Mallorca y Tenerife. La más cercana a la zona del vertido, por tanto, está en esa provincia gallega. Allí hay “medios materiales y humanos pensados para intervenir en una primera y rápida respuesta ante estas situaciones de emergencia”.

Según informa el ministerio, las cinco bases existentes se mantienen operativas con material de primera intervención para poder dar respuesta a un episodio de contaminación por vertido accidental. “Para ello ha de realizarse el adecuado mantenimiento de los equipos de lucha contra la contaminación de los que dispone la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar en dichas bases, garantizando la operatividad total y la disponibilidad inmediata de los equipos para ser utilizados en la respuesta ante una emergencia, de la manera más eficaz y rápida posible”. Asimismo, es necesaria la prestación de infraestructura logística para posibilitar una pronta respuesta. A tal efecto, las bases cuentan con instalaciones para almacenar equipos y medios de carga y descarga y de transporte de los equipos y materiales.

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_